CAMINAR SI CUENTA COMO ENTRENAMIENTO

Baja la velocidad para ir más lejos al mismo tiempo que te fortaleces.

Nunca subestimes el poder de una buena caminata. Hacerlo y sin correr para nada, permite que tu cuerpo haga pequeñas adaptaciones, como fortalecer los pies, rodillas y cadera. Una larga e intensa caminata puede ayudar a mejorar tu resistencia. Además, sirve como entrenamiento de crosstraining, le da a tus articulaciones y músculos un merecido descanso que, entre otras cosas, ayudará a reducir las molestias y dolores causados por correr. Aquí te decimos cómo y cuándo debes incluir caminatas en tus rutinas, para convertirte en un corredor más completo.

 

CUIDA LA FORMA. La mayoría busca mantener la espalda erguida al caminar, pues la concibe como la forma más natural y cómoda. Intenta que los pasos sean cortos, esto evitará las ampollas y los dolores de piernas, pies o caderas por la sobrecarga de peso al aterrizar. Mantén los pies en el suelo y realiza una zancada ligera.

 

SUSTITUYE SESIONES. Al sustituir una sesión de carrera por una caminata debes duplicar el tiempo marcado en tu plan; por ejemplo, si ibas a correr 30 minutos, debes caminar 60. Otra opción es dividir el tiempo en dos sesiones, una en la mañana y otra más tarde; no es necesario que sea en una sola sesión.

 

COMO ENTRENAMIENTO DE CROSS-TRAINING.  Caminar durante los días libres de sesiones de carrera es una opción para quemar calorías y mejorar el flujo sanguíneo que acelera la recuperación. En los días destinados para entrenamientos de cross-training, camina de 30 a 60 minutos continuos o intenta dividirlos en lapsos de 5 a 10 minutos, mientras tu horario lo permita. Acelera el paso, pero mantén un ritmo que te permita conversar.

 

VARÍA El TERRENO. Como sucede al correr, mientras más variadas sean las rutas de entrenamiento, mejores serán los resultados que obtendrás. Si el clima lo permite, camina algunas cuestas (o la misma cuesta varias veces), o sube algunas escaleras. Cuando las temperaturas son muy bajas y hace mucho frío, las escaleras en interiores son una excelente opción. Intenta practicarlo varias veces durante el día para mejorar y aumentar tu resistencia.

runnersworldmex