El hombre más rápido de la historia le dijo adiós al atletismo en 2017

Cuando empiece el 2018 el mundo del atletismo y los tartanes más emblemáticos del planeta comenzarán a extrañar las piernas más veloces en la historia de la humanidad, sí, las del ya legendario jamaiquino Usain Bolt.

El 2017 quedará marcado de por vida como el año en el que el atleta más dominante, atlético y espectacular que haya existido, anunció su retiro profesional de las pistas, y lo hizo en un momento oportuno, pues sus lesiones ya comenzaban a mermar su rendimiento.

El mundial de Londres en agosto, fue su última competencia, la cual no fue la mejor de las experiencias ya que perdió su trono en los 100 metros y debió conformarse con el bronce, además de que no quiso participar en los 200 metros y debido a una molestia en el muslo izquierdo no pudo finalizar la final de relevo 4×100.

Nacido en una pequeña localidad de la parroquia de Trelawny en Jamaica, desde pequeño, Bolt se dedicaba a jugar críquet y futbol mientras sus padre administraban una tienda en una zona rural.

Sin embargo, estaba destinado a ser un atleta de alto rendimiento, que a sus 15 años ya poseía una imponente estatura de 1.94 y había ganado el campeonato mundial júnior de 2002 en Kingston, durante la prueba de 200 metros y en donde cronometro 20, 61 s.

Ya en 2004 y de manera profesional en los Juegos Carfta de Bermudas, se convirtió en el primer velocista en la categoría júnior en cronometrar por debajo de los veinte segundos la prueba de los 200 metros. Ese mismo año asistió a sus primeros Juegos Olímpicos en Atenas, en donde debido a una lesión en la pierna, no pudo desempeñarse al máximo nivel y fue eliminado en la primera ronda.

Sus primeros grandes logros llegarían en el mundial de Japón de 2007, en donde se colgó la plata tanto en 200 metros como en los relevos de 4 x100.

Para el año siguiente en las olimpiadas de Pekín 2008, nació la bestia al colgarse la presea de oro tanto en 100 como en 200 metros, con tiempos de 9,69 s y 19, 20 s respectivamente, siente el último nuevo récord mundial y olímpico.

En ese momento dio inició de manera definitiva el imperio y dominio absoluto del jamaiquino, pues desde ese certamen hasta los Juegos Olímpicos de 2016, no volvería a ocupar una posición que no fuera la primera al momento de ocupar el podio. Solo sería eliminado en la final de 2011 en los 100 metros debido a una salida en falso.

En los Mundiales de Berlín 2009 y Daegu 2011 ganó el primer lugar en los 100 metros, 200 metros y relevos de 4×100, en donde además impuso de nueva cuenta el récord de 9,58 s en la prueba reina del atletismo.

Repetiría la misma hazaña en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, en en los mundiales de Moscú 2013 y Pekín 2015, para finalizar su reinado en Río 2016 y convertirse en un atleta que ganó medallas de oro en tres olimpiadas de manera consecutivas y al menos dos pruebas.

Cabe mencionar que solo Bolt, Yohan Blake, Asafa Powell, Justin Gatlin y Tyson Gay han corrido los 100 metros por de debajo de los 9, 78 segundos.

 


aztecadeportes.com