Canelo y Golovkin prometen ganar la revancha

Saúl Álvarez (49-1-2, 34 KOs) y Gennady Golvkin (37-0-1, 33 KOs) sienten que ganaron el primer enfrentamiento de septiembre pasado. Pero uno de los combates más entretenidos de 2017 terminó en empate, con una llamativa tarjeta en favor de Álvarez que ensombreció la emocionante pelea.

Ni Golovkin ni Álvarez pueden controlar a los jueces en su próxima pelea, pero ambos peleadores pretenden buscar el nocaut que saque del panorama a los jueces.

“Es una nueva pelea, y esta vez no sucederá lo mismo”, dijo Golovkin sobre el combate a realizarse en la T-Mobile Arena de Las Vegas.

Los peleadores creen que la revancha puede resultar en la pelea más lucrativa del año – y sucederá fuera de las sombras que creó el enfrentamiento entre Floyd Mayweather y Conor McGregor, que se realizó tres semanas antes del primer enfrentamiento.

“Ambos de los peleadores están en un nivel distinto debido a lo que ocurrió en la primera pelea”, dijo Tom Loeffler, promotor de Golovkin. “Fue una de las pocas peleas anticipadas que cumplió con los pronósticos, y ahora parece mucho más interesante. Se ha convertido en el combate más importante del boxeo en 2018, así que creo que los reflectores brillarán en esta pelea”.

Gracias a sus entretenidos estilos de combate y a la intriga que creó la decisión de los jueces en el primer enfrentamiento, Canelo y Golovkin deben ser un éxito.

“Tenemos que arriesgar más. Tanto él como yo tenemos que hacerlo… eso va a hacer la pelea más interesante”, dijo el mexicano. “”La verdad es que la primera pelea me da la confianza de que puedo ganar y puedo noquearlo, si lo trabajo bien puedo terminarlo antes de los 12 asaltos”.

En el primer combate hubo varios cambios en el momento de ambos peleadores y mucha acción a lo largo de los 12 asaltos. Golovkin dominó la parte intermedia de la pelea hasta que Álvarez reaccionó al final e incluso lastimó al campeón. Ambos púgiles están de acuerdo a que encontraron el mayor desafío de sus carreras esa noche en el cuadrilátero.

Uno de los jueces anotó 115-113 para Golovkin y otro dio un empate 114-114. La veterana jueza, Adelaide Byrd llamó la atención al dar a Álvarez 118-110, otorgándole solo dos asaltos a Golovkin.


AP