Gennady Golovkin acusa a ‘Canelo’ de doparse

Gennady Golovkin seguirá con su preparación para el combate de desempate contra Saúl ‘Canelo’ Álvarez el 5 de mayo, pese a que el boxeador mexicano dio positivo en un control antidopaje el mes pasado.

Pero Golovkin también piensa que su rival es un tramposo que al atribuir el resultado de su control al consumo de carne contaminada es una broma de mal gusto, y que refleja la corrupción en el mundo del boxeo.

“¿Otra vez con lo de la carne mexicana? Por favor”, dijo Golovkin este martes, aludiendo a la explicación de Álvarez de la carne contaminada en su país natal.

“Se los he dicho, no es la carne mexicana”, añadió Golovkin. “Esto es Canelo. Esto es su equipo. Estos son sus promotores. Canelo está haciendo trampa. Se meten esas drogas, y todo el mundo anda pretendiendo que no ha pasado nada”.

Golovkin (37-0-1, 33 nocauts) criticó sin rodeos a Álvarez (49-1-2, 34 nocauts) previo a un entrenamiento en su campamento situado en las montañas del sur de California. Por primera vez, el invicto peso mediano de Kazajistán reiteradamente señaló que está convencido que Álvarez consumió sustancias prohibidas en previas peleas, incluyendo la primera que protagonizaron en septiembre pasado.

“Fue muy obvio con todos esos músculos, y con los rastros de las inyecciones, que eran visibles”, dijo Golovkin al hablar con la ayuda de un traductor. “También puedo hablar de Oscar De La Hoya. Tampoco está limpio. Es un sucio”.

De La Hoya ha sido el promotor de Álvarez desde hace mucho tiempo y ganó seis campeonatos en divisiones distintas. Se retiró del boxeo en 2008.

Álvarez arrojó positivo por clembuterol a mediados de febrero en el programa voluntario de controles de los boxeadores, y los resultados fueron divulgados hace dos semanas.

Eric Gómez, el presidente de Golden Boy Promotions, la empresa de De La Hoya, respondió con dureza a los comentarios de Golovkin.

“No suena como un peleador que se tiene confianza”, afirmó Gómez a The Associated Press en un correo electrónico. “GGG está buscando una manera de salirse. Si no quiere la pelea, que lo diga. La semana estaba diciendo todo lo contrario. Sus declaraciones sobre marcas de agujas, Oscar y las otras mentiras son indignantes, falsas y difamatorias, y responderemos de la manera apropiada”.

“En cuanto a Canelo, sigue enfocado en su preparación”, añadió Gómez. “No necesitaba más motivación, pero ahora la tiene”.

¿Canelo recibirá sanción tras conocerse su presunto dopaje?

La Comisión Atlética de Nevada aún no anuncia sobre si sancionará a Álvarez, o si tendrá una audiencia pública sobre su decisión. Faltan apenas seis semanas para la pelea en la T-Mobile Arena en Las Vegas.

Golovkin espera subirse al tinglado el 5 de mayo, dependiendo de algún pronunciamiento de la Comisión de Nevada o Álvarez, quien ha dicho muy poco desde que Golden Boy divulgó un comunicado en el que cargó la culpa a la carne contaminada que es común en varias regiones de México. Canelo también trasladó su campamento a Estados Unidos tras el resultado adverso, pero se entrena a puertas cerradas.

Golovkin también sigue enojado por el fallo de la primera pelea con Canelo. Golovkin y sus allegados consideraron que ganaron ampliamente el combate, que quedó en empate en las tarjetas de los jueces.

“Siempre ha sido el favorito, siempre con las ventajas”, dijo Golovkin. “No creo que yo he contado con las mismas ventajas que él ha tenido. Por eso nunca he usado drogas, porque sé que no habrán de preferencias a mi favor”.

Si la Comisión de Nevada pospone la pelea, el promotor Tom Loeffler hizo eco del interés de Golovkin de programar un duelo de unificación con el británico Billy Joe Saunders, dueño de una de las cuatro grandes diademas.

Pero tanto Golovkin como Álvarez saben que cobrarán sus mejores bolsas enfrentándose entre ellos. Por ello, Golovkin se sigue entrenando para medirse contra Canelo, incluso al acusarlo de dopaje.

“Fíjense en las fotos y consulten con un doctor”, dijo Golovkin. “Pregúntele a cualquier. Le dejaría que explique esos (músculos). Mucho mejor si se usa un detector de mentiras. Nada de preguntas bobas sobre carne contaminada o frutas o chocolate”.


AP