Inesperadas finales de conferencia en la NFL

La NFL nos sorprende cada año en las rondas de postemporada con increibles juegos, y en la temporada 100 no es la excepcion. 


Los juegos divisionales del pasado fin de semana nos han dejado a los finalistas de cada conferencia listos para dar el ultimo paso por un boleto al super domingo en Miami.


Por un lado tendremos a los Tennessee Titans, quienes borraron del camino a la “maravilla” Lamar Jackson y sus habilidades corredoras, capitalianzando su victoria con una ofensiva terrestre de Derrick Henrry, que no pudo ser detenido por la defensa de Baltimore y quien ademas promedió 8 yardas por acarreo en el M&T Bank stadium. Con ello los titanes regresan a una final de conferencia desde 2002. 

La visita de los Titanes será ,esta vez, en el Arrowhead de Kansas donde los jefes viniendo de atrás se llevan la victoria en un partido lleno de emocion desde el primer cuarto, ya que los Houston Texans aprovecharon los errores del equipo contrario adelantándose en el marcador 21 puntos a cero. Los ajustes hechos por Andy Reid y el talento de Pat Mahomes hicieron que los jefes vinieran de cero y se llevaran la victoria 51 a 31. Este duelo de conferencia tendrá un poco de revancha para los Jefes debido a que ambos equipos se enfrentaron en 2018 en un juego de comodín donde los de Tennessee los dejaron fuera por un punto. 

En la Conferencia Nacional, el juego que muchos esperaban, el 1 y 2  se dará el proximo fin de semana donde los 49ers recibiran en Santa Clara a Aaron Rodgers y compañía. 


Rodgers busca su segundo anillo de Super Bowl y va con paso fuerte, muestra de ello es la victoria conseguida el dia de ayer ante Seattle 28-23 donde con ayuda de su receptor princial Davante Adams borraron del juego a la bestia Marshawn Lynch y Rusell Wilson.

Mientras que los Niners vienen de un triunfo muy cómodo el pasado sábado venciendo 27-10 a una escuadra de Minessota muy débil ayudando asi a que San Francisco llegue con los animos en alto, pues buscan repetir aparicion en el super domingo donde no lo hacen desde que perdieron contra cuervos en el Super Bowl XLVII.